MUSICA: Calle 13 hace su revolución

Irreverentes y rebeldes. Es así como Calle 13, fiel a su estilo, se presentó en el Palacio de los Deportes con su estilo desenfado y rebelde, aunque ellos se definen más ...

Irreverentes y rebeldes. Es así como Calle 13, fiel a su estilo, se presentó en el Palacio de los Deportes con su estilo desenfado y rebelde, aunque ellos se definen más como activistas sociales y políticos, su música tiene ese estilo y ritmo, que contagia a los que lo escuchan.
René Pérez “Residente” y Eduardo Cabra “Visitante”, integrantes del dueto puertorriqueño Calle 13 desataron la locura de miles de seguidores en el Domo de Cobre, donde sin duda realizaron uno de sus mejores conciertos.
Mezcla de hip hop y reggeaton, estos artistas provocaron que el público se parara de sus asientos, para ponerse a bailar con sus temas cargados de mensajes que piden una sociedad mejor y más justa.
La agrupación que por primera vez se presenta en México trataron de hacernos reflexionar sobre el futuro del continente y al mismo tiempo nos hablaron del amor.
Calle 13 es más que un sonido irreverente, es un estilo de lucha para los jóvenes con temas cargados de emociones y sentimientos, propios de los latinos y del mundo.
El público no dejó de bailar y cantar con ellos, de corear cada letra como propia convirtiendo al Domo de Cobre, en un gigantesco eco de miles de voces que piden algo mejor para el mundo.
Calle 13, son más que una cultura de barrio, son portadores del estandarte de la justicia social y unos artistas que han escrito su nombre en todos los lugares donde vayan.
Hacia la recta final de este emocionante y vertiginoso recital, todos aquellos fanáticos que querían portarse mal tuvieron el pretexto perfecto cuando Calle 13 interpretó el tema con el cual saltó a la fama: “Atrévete-te-te”, el cual consiguió que la audiencia bailara, saltara y entonara a todo pulmón el contagioso coro.
Tras despedirse y salir por unos instantes del escenario, la agrupación tuvo que regresar para interpretar “Calma Pueblo” y “Un Beso de Desayuno”, para finalmente finalizar con Latinoamérica, canción con la que el grupo apeló por un mundo más justo e independiente, durante el cual “Residente” se puso la playera de la Selección Mexicana.
De esta manera, una de las agrupaciones latinoamericanas más destacadas de los últimos años, hizo arder al Domo de Cobre en una velada marcada por el baile, la mezcla de sonidos y los mensajes contestatarios.

0 comentarios: